Aeropuerto de Barcelona: cómo llegar y qué hacer allí (aparte de volar)

He vivido en varias ciudades a lo largo de mi vida, y curiosamente en todas hay un elemento común: un aeropuerto cerca. Realmente creo que este es un condicionante básico si me tuviera que volver a cambiar de residencia. Hoy en día puedes trabajar en casi cualquier lugar desde tu propia casa, si tienes una buena conexión a internet (de hecho, así lo hago), por lo que no es ese el condicionante; en cambio, a la hora de viajar, resulta imprescindible tener cerca un aeropuerto bien comunicado con el resto del mundo.

Esperando para embarcar en la T2

Soy viajero, lo he sido y lo seguiré siendo. Los últimos 25 años llevo viviendo en Barcelona y en Esplugues, a un tiro de piedra del aeropuerto de Barcelona – El Prat, y gracias a esta cercanía me siento siempre dispuesto a coger la maleta y hacer una escapada viajera. Me encanta recorrer sus pasillos con mi veterana trolley, curtida en muchos viajes de trabajo y también de placer (porque creo que ambas cuestiones siempre se pueden combinar), escuchar el soniquete de la megafonía, aunque esta ya hace años que no informe de la salida del vuelo, sino de consejos para viajeros, y salir volando hacia otras ciudades.

Las líneas low cost en los embarques de la T2

Las líneas low cost en los embarques de la T2

Recientemente, edreams ha publicado los resultados de una encuesta realizada a 65.000 de sus viajeros sobre cuáles son los mejores y peores aeropuertos del mundo. Me ha extrañado no ver ningún aeropuerto español entre ellos, y mira que hay muchos, alguno incluso “sin vuelos ni pasajeros”… ¡ejem! (corramos un tupido velo sobre esto). Pero sinceramente creo que tanto Madrid con su T4 (conocida en el sector como “Terminator”), como Barcelona con su T1 y su T2, están a la altura de los mejores aeropuertos del mundo, o al menos de Europa, y merecerían haber sido bien valorados por los encuestados.

Pero ya que resido en Barcelona, y que conozco bien su aeropuerto pues es el que más he utilizado hasta ahora, veamos qué es lo que hace del aeropuerto de Barcelona – El Prat uno de los más modernos y eficientes de Europa.

Sus dos terminales, T1 y T2

Contrariamente a lo que parecería lógico, la nueva terminal inaugurada en 2009 es la T1, ubicada más al Sur, y la antigua ha pasado a denominarse T2. Desde entonces, la T1 es la terminal más concurrida, operando con un 70% de los vuelos. El aeropuerto, con estas dos terminales y sus 3 pistas de vuelo gestiona 55 millones de pasajeros al año y 90 operaciones a la hora. Tiene 160 puertas de embarque y 340 mostradores de facturación, entre las dos terminales.

Vista aérea de la T1 del aeropuerto de Barcelona

Vista aérea de la T1 del aeropuerto de Barcelona

La T1 es una de las principales referencias arquitectónicas de la ciudad de Barcelona y una de las mayores construcciones de Cataluña de los últimos 20 años, con un diseño eficiente y funcional para garantizar el adecuado flujo de viajeros y de aviones. La T2 ha perdido gran parte de su antiguo volumen de pasajeros y de espacios comerciales, centrándose principalmente en los vuelos low-cost, que le han devuelto la vida.

¿Cómo llegar al aeropuerto?

Cuánto cuesta llegar a aeropuertos Madrid y Barcelona

Cuánto cuesta llegar a los aeropuertos de Madrid y Barcelona

Tren de cercanías: La línea R2 Norte de Cercanías une la T2 del aeropuerto con Barcelona (Sants, Passeig de Gràcia…) y otros puntos de Cataluña: El Prat de Llobregat, Granollers, Sant Celoni, Maçanet-Massanes, etc. Entre la T2 y la T1 hay un autobús lanzadera gratuito. La gran ventaja de esta modalidad de viaje es que, si dispones de tiempo para tantos transbordos, puedes hacerlo con 1 solo viaje de la T10, es decir, por poco menos de 1 euro. El único inconveniente es el tiempo necesario, considerando además que la frecuencia de los trenes es de 1 cada media hora en ambos sentidos.

Metro: La línea L9 Sud de metro conecta el aeropuerto (tanto T1 como T2) con Zona Universitària, con paradas entre otras en Fira, Parc Logístic y Mercabarna. Al precio del billete de metro hay que sumarle un suplemento de 4,50€ por el último tramo del recorrido.

Autobús interurbano: Diversas líneas de autobús conectan el aeropuerto con Barcelona y área de influencia. Pero, francamente, no las recomiendo, pues además de tardar mucho, no conectan tan bien con la ciudad como las restantes opciones.

Aerobus en la T1 del aeropuerto BCN

Aerobus en la T1 del aeropuerto BCN

AEROBÚS: Aerobús es un servicio de autobús que conecta el centro de Barcelona con ambas terminales del aeropuerto de la ciudad y a la inversa, en 35 minutos, con una frecuencia de cada 5-10 minutos, de 5am a 1am de la mañana y por solo 5,90€. Cuesta un poco más que el metro, pero si te encaja bien en la ruta que vayas a realizar, te lo recomiendo. Cuenta con facilidades como WiFi gratuito a bordo, cargadores USB en los autobuses, vigilancia con circuito cerrado de televisión para garantizar tu seguridad y la de tus pertenencias, asientos cómodos para que el viaje sea más agradable, espacio para minusválidos, portamaletas… Y todo esto para que tu trayecto sea tranquilo, relajado y sin prisas.

– TAXIS: un taxi a o desde el centro de Barcelona te puede salir por unos 25-30 euros. No hace falta comentar que esta opción solo resulta interesante si el viaje te lo paga tu empresa, o si lo puedes imputar a tu cliente si eres autónomo.

Transporte privado (coche): si consigues que un amigo o familiar te lleve en su coche al aeropuerto, esa es desde luego la opción más rápida y económica. En la zona de Salidas hay sitio para que tu amable amigo pueda detener el coche unos breves minutos y despedirse de tí. En el caso inverso, si alguien te va a buscar, tiene dos opciones: o bien aparcar en el aparcamiento de Llegadas (pagando) y esperar para darte un abrazo en la zona de bienvenida de viajeros, o bien esperarte con el coche en la zona de Salidas de la planta superior. Aunque te parezca un poco retorcido, hay mucha gente que usa este truco para ahorrarse el coste del parking.

Antes de volar ¿qué podemos hacer en el aeropuerto?

Si no eres de los que apuran el tiempo en la ciudad antes de ir al aeropuerto, te informo que la Terminal 1 dispone de varias salas VIP (Pau Casals, Joan Miró, Colomer) con catering, un centro de negocios, un gimnasio, una capilla/zona de plegaria, un spa con circuito termal, un gimnasio, una peluquería, duchas y diversas habitaciones para dormir (Air Rooms). Desde luego, si tienes un vuelo a horas intempestivas, y no te apetece darte un madrugón para trasladarte al aeropuerto, una opción interesante y más económica de lo que imaginas es utilizar este servicio, que gestiona la empresa Premium Traveller.

– Tiendas: la oferta comercial abarca toda la gama de productos imaginables, con una oferta innovadora. Con la apertura de la T1, el aeropuerto dobló la superficie destinada a las tiendas y a la restauración, incluyendo entre las dos terminales, un total de 8 tiendas Duty Free, 71 tiendas Duty Paid, 2 tiendas de lujo, y 43 restaurantes, en uno de los cuales su chef posee una estrella Michelín. Un escaparate único que reúne a las primeras marcas del mundo y que convierte la estancia del pasajero en una experiencia única e inolvidable… si no te preocupa el dinero, claro.

– Pasear por sus pasillos y observar a las diferentes especies de fauna viajera. Porque en la T1 tienes pasillos para pasar horas y horas andando sin parar. Como dato curioso, te diré que entre las dos terminales cuentan con una superficie total de 674.700 m2 (el equivalente a 94,5 campos de fútbol). Controla bien la hora de embarque de tu vuelo, porque puede pasarte como a mí en cierta ocasión y tener que echar una carrera por toda la terminal porque a alguien se le ocurrió programar la salida de tu vuelo en la última puerta al fondo de todo… y te aseguro que está muy lejos.

Y tú, ¿tienes alguna anécdota que contar? Anímate, comparte en las redes tus experiencias vividas en los aeropuertos del mundo con el hashtag #eDreamsBestAirports

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>