#VDSplit: Dónde comer y dormir en una escapada a Split (Croacia)

Antes de viajar a una ciudad desconocida, nos planteamos siempre una serie de interrogantes. ¿Dónde dormir? ¿donde cómer? ¿es buena la gastronomía local? ¿es amable la gente de allí? Esto es lo que yo me planteaba antes de viajar por primera vez a Split, en Croacia, una ciudad perfecta para hacer una rápida escapada urbana y monumental, y recorrerla andando durante un fin de semana.

Los viajeros de hoy en día, para aprovechar bien el tiempo en nuestros viajes, solemos buscar sugerencias y recomendaciones, las cuales nos suelen llegar por varias fuentes:

  • Consultando a la Oficina de Turismo de Croacia en España.
  • Buscando información en internet, previa al viaje.
  • Preguntando en cualquier Oficina de Turismo local al llegar allí.
  • Consultando las opiniones en redes sociales, allí mismo.
Split, Croacia

Riva, Split (Croacia)

Todas las fuentes consultadas coincidían en lo principal: Split es una bella ciudad, cargada de historia y monumentos, muy cómoda y agradable para pasear, con buenos (y baratos) restaurantes, excelentes heladerías, bellas mujeres (lo certifico) y buen clima. ¿Qué más se puede pedir? ¿Que te inviten a ir gratis? Pues así fuimos nosotros, invitados gracias al premio que me correspondió en el SITC, patrocinado por Vueling y por Turismo Croacia, como ya expliqué en un post anterior.

Considerando estas recomendaciones, que aplicamos fielmente en nuestra reciente estancia de 72h. en Split, os propongo en este post un recorrido gastro-turístico por esta ciudad, repasando única y exclusivamente lo que hemos visto y vivido allí.

Viaje: Desde Barcelona hay un vuelo diario a Split con Vueling. Una vez allí, desde el aeropuerto hay un servicio de autobuses (Airport Shuttle Bus), que encontraréis fácilmente, justo enfrente de la terminal, que aproximadamente cada 20 minutos os lleva a la Estación de Autobuses, muy cercana a la zona histórica de Split. El trayecto cuesta unas 30 kunas (4 €).

Moneda: Aunque Croacia pertenece a la U.E., aún no está integrada en la Unión Monetaria, y cuenta con su propia moneda: kunas (1€ equivale a unas 7,5 kunas). Se puede cambiar en Oficinas de Cambio (en el aeropuerto de BCN te dan solo 6 kunas por 1 euro), en Bancos locales (opción más aconsejable, el cambio es de 7,55 kunas/1 euro), o incluso te aceptan euros en efectivo en muchas tiendas, restaurantes, etc., con un cambio bastante razonable. Además, siempre te queda la opción de pagar con tarjeta de crédito, en la mayoría de establecimientos.

Sobe: alquiler de camas

Alojamiento: En Split, como en toda Croacia, hay alojamientos para todo tipo de bolsillos, y muy asequibles. A nosotros nos sorprendió que al bajarnos del autobús que nos trajo del aeropuerto vinieran muchas personas a ofrecernos su hostal, habitaciones, etc. Aunque nosotros ya teníamos resuelto ese tema, nos fijamos que en todas partes había unos cartelitos oficiales (homologados por Turismo) con la palabra “SOBE“, que significan “habitaciones” para dormir (no confundir con “sobar”, o sí), en muchos casos con derecho a desayuno y a uso de zonas comunes. Quizás para otro viaje lo tenga en cuenta, pero en este caso, veniamos invitados por Turismo Croacia al Goli & Bosi Design Hostel, un cómodo y céntrico Albergue. Cabe mencionar de nuestro alojamiento que se trata de un lugar muy céntrico (algo que valoro muy especialmente cuando viajo para conocer una ciudad), limpio, amplio, con mucho diseño, funcional, y con wi-fi gratuito en todo el edificio y terraza. Francamente, un lugar ideal para tomarlo como base operativa, muy cerca de todo, lo puedo asegurar.

Desayuno en la terraza del Goli & Bosi Hostel

Restaurantes y bares: Ante todo, hay que recordar que la gastronomia croata es eminentemente mediterránea, con influencias de muchas otras culturas del “mare nostrum”, muy sana y variada. Hay buenos vinos y cervezas locales. En Split hay restaurantes de todos los tipos, y en estos días nos dió tiempo a probar varios, de diferentes estilos y presupuestos, todos ellos recomendables. Estos son los que hemos probado:

FIFE: Aunque allí le llaman Buffe, no es realmente un buffet, sino una taberna (Konova, en croata). Está al final del Paseo Marítimo (Riva), junto al barrio de pescadores (Matejuska), y con vistas al mar. Tiene una buena relación calidad-precio, con raciones muy grandes (en serio, muy muy grandes), que recomiendo compartir. La filosofía de la taberna es similar a la de las Sidrerías y Asadores del norte, siendo frecuente compartir banco y mesa con otros comensales. Cierra la cocina a las 00:oo horas. Nosotros pedimos allí un “risotto nero”, pero no era realmente un risotto (no llevaba queso) sino un arroz negro con sepia, que no estaba nada mal. Pedimos también una fritura de pescado variada, pero ya se les había acabado, así que nos decidimos por otra especialidad local, Cevapcici, una especie de brocheta de carne picada especiada, que se prepara a la parrilla, y se sirve con patatas fritas.

Restaurante Zinfandel, Split, Croacia

Ensalada con atún marinado – Zinfandel

Zinfandel: probablemente, el mejor restaurante de Split. Se trata de uno de los locales que allí denominan Food & Wine Bar, os recomiendo ir allí a comer, a dejaros aconsejar por su eficiente equipo: Vanda Ivancic, Restaurant manager y Tomislav Veseljak,  chef ejecutivo. No os asustéis del precio, en Split el precio no es un problema, en general son mucho más económicos que en España. La mejor referencia que os puedo dar de lo que allí degustamos es que leáis el post que mi compañera de viaje, Gema Santiago, les dedicó en su blog Divinos Sabores.

Créme de la Créme: Una pastelería / cafetería al más puro estilo francés. Forma parte del grupo Paradox, con otros dos restaurantes en Split. Es una delicia para los sentidos, y no solo para el gusto, porque la vista también se ve recompensada con las espectaculares tartas y pasteles de este lugar. Exquisito y atentísimo servicio, los camareros son amables, atentos, eficientes, siempre con una sonrisa, acordes con la elegancia que desprende este local. Y además, está situado justo al lado de nuestro albergue, compartiendo terraza en una tranquila placita interior. Durante nuestra visita, coincidió con la fiesta de celebración del 4º aniversario, en la que tuvimos ocasión de comprobar que no solo dominan el mundo del dulce, sino también el de los canapés salados. Basta echar un vistazo a Trip Advisor para ver que no somos los únicos que lo valoran muy bien.

Escaparate de ‘La Crème de la Crème’

Pescado del día, Split, Croacia

El camarero de Konova Matejuska nos presenta los pescados de la carta

Konova Matejuska: Taberna situada junto a Matejuska, el barrio marinero de Split. Un lugar perfecto para comer pescado, preparado a la parrilla. Habíamos leido en Trip Advisor su excelente valoración, y ello fue lo que nos convenció para ir allí a cenar. Conviene reservar mesa, pues apenas hay tres mesas en el interior, y unas pocas más en el exterior. Cabe destacar la amabilidad y simpatía de sus camareros, que pese a no hablar casi español, se hacen entender perfectamente. A la hora de pedir la comanda, el camarero se presenta con una bandeja en la que te presenta todos los pescados que hay ese día, para que escojas libremente cuál llevarte a la parrilla. Allí cenamos una fritura de pescadito, seguida de una parrillada de esos pescados que nos acababan de presentar, incluyendo atún, sardinas, y algunos más que no logro recordar. No pudimos probar el postre, ya no nos cabía más.

Figa Food Bar: Un simpático local, ubicado muy cerca del citado Zinfandel, que está “que se sale”, porque literalmente se sale de su comedor, y ocupa los aledaños de las calles e incluso las escaleras que lo rodean. Nosotros cenamos en un pequeño callejón, rodeados de muros romanos, un delicioso “risotto de atún” (ahora sí), y unos tagliatelle (hechos en casa) con gambas. Como de costumbre, regado con esas “cañitas” de cerveza local que tanto nos gustan. Un lugar delicioso, con unas camareras tan amables y simpáticas, que daban ganas de pedirles que se quedaran a cenar en nuestra mesa. Un excelente servicio, y muy buena comida en un entorno monumental. ¡Repetiremos!

Disfrutando de la cerveza local, en Pub La Línea – Split, Croacia

Pub La Linea: En una minúscula y tranquila placita, escondida tras el edificio del Ayuntamiento, y muy cerca de la Puerta de Hierro del Palacio de Diocleciano, confluyen tres bares, con sus respectivas terrazas. Es un lugar excelente para disfrutar de una copa, o de una buena cerveza croata, a precios realmente económicos (unas 13 kunas la caña de 0,5l., es decir, 1,73€), y poder charlar con la música de fondo (y no al revés). ¿Por qué nos decantamos por este? porque nos hizo gracia su nombre en castellano, o porque tenía más mesas, o por su atenta y espabilada camarera, ¿quién sabe?

Disco Pub Guetto Club – Split

Guetto Club: Un local de copas auténtico croata, en el que te encuentras rodeado de gente de la tierra, con pocos “guiris” como nosotros. Está ubicado en la zona del Palacio de Diocleciano, y cuenta con un patio exterior con luces de velas y muros cubiertos de yedra, y con una zona interior que parece decorada para una película de Almodóvar, con dibujos de colores estridentes y vivos. Nosotros optamos por el patio al aire libre, que es donde estaba ubicado el DJ y todo el postureo de croatas y turistas.

Discotecas: No recuerdo bien el nombre, pero hay dos discotecas muy animadas al comienzo del Paseo Marítimo (Riva), junto al parking de la zona. Una está en alto, y es todo exterior, con una terraza fantástica para ver las puestas de sol. La otra discoteca, de una sola planta, está justo enfrente, al mismo nivel del parking al aire libre. En ambas hay muchos croatas, además de turistas de todas partes, y un ambiente animadísimo.

Mercadillo local de artesanía - Split (Croacia)

Mercadillo local de artesanía – Split (Croacia)

Artesanía y “Pongos”: Por favor, no compres a tus amigos o familiares esos horribles objetos de souvenir. Si no quieres que luego se pregunten ¿dónde lo PONGO?, cómprales algo simbólico y práctico. En el caso de Croacia, me permito recomendar: galletas dálmatas (llevan canela y pimienta), saquitos de hierbas aromatizantes (lavanda, romero, etc., son hierbas típicas de la campiña croata), jabones aromatizados, etc. Evita sobrecargar de peso la maleta, y de “pongos” a tus amigos.

Aún no os he contado qué se puede ver y hacer en Split, así que, una vez calmados nuestros instintos y necesidades más básicos (comer, beber y dormir), os emplazo a leer un próximo post sobre las bellezas culturales y esculturales de esta bella ciudad, que las hay y muchas. Y no me refiero solo a sus bellas y altísimas mujeres.

Mientras tanto, ¿dónde podemos conseguir más información sobre Split y sobre Croacia? En la web de Visita Croacia, a quienes agradecemos su colaboración e informaciones facilitadas para este viaje, que podéis seguir con el hashtag #VDSplit.

8 pensamientos sobre “#VDSplit: Dónde comer y dormir en una escapada a Split (Croacia)

  1. Pingback: 9 cosas que no sé hacer cuando viajoADONDEQUIERAQUEVAYA – blog de viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>